La limpieza energética de nuestras casas es imprescindible para disfrutar de un gran bienestar, armonía y descanso.

Algunas pautas que te indican que tu casa necesita una limpieza energética:

  • Notas que hay pesadez en el ambiente.
  • Cuando llegas a casa y notas que te enfadas y no sabes porqué.
  • Empiezan a romperse aparatos electrónicos.
  • También es muy común que se empiecen a escuchar ruidos extraños, sobre todo a través de las tuberías.
  • Notas que el sueño no es reparador o no descansas bien.
  • Cuando tienes ganas de estar en cualquier sitio menos en tu casa.
  • Las cosas que te propones hacer se estancan sin motivos aparentes y cualquier incomodidad que sientas en lo relacionado con tu casa.
  • Cuando hay personas enfermas que viven allí o incluso si solo has pasado un resfriado.

Realmente, todo aquello que te saca de tu estado de armonía y bienestar te indica que las energías del hogar no fluyen libremente.

 Creo que nuestro hogar es nuestro refugio, nuestro lugar sagrado, porque cuando entramos por la puerta sentimos que por fin estamos en nuestro lugar de descanso, donde podemos ser realmente nosotros mismos porque es donde está nuestra mayor intimidad y nos tiene que transmitir tranquilidad.

Sin embargo, las viviendas como nosotros mismos se van impregnando de energías negativas y dañinas.

Por tanto, si llevas mucho tiempo viviendo en tu casa, como si acabas de llegar a uno nuevo, e incluso si has tenido invitados en tu casa, es recomendable que hagas una limpieza energética de tu hogar y hagas de éste un refugio maravilloso lleno de energía positiva, bienestar y alegría.

CÓMO PUEDES LIMPIAR TU CASA ENERGÉTICAMENTE DE FORMA FÁCIL EN TRES PASOS

1. Prepara el cubo de fregar con agua, un puñado de sal y unas gotas de vinagre. Friega la casa desde el fondo hacia la puerta de la entrada. Cuando terminas, si tienes la posibilidad tira el agua en la calle, si no la tiras en el inodoro.

2. Toma nueve inciensos de mirra, ruda, romero, palo santo o salvia y empieza a pasarlo desde el fondo de la casa hacia la puerta de la entrada en forma de círculos con la intención de limpiar todas las energías negativas de la casa poniendo especial atención en las esquinas. Cuando lo has pasado por toda la casa abres las ventanas para que puedan salir todos los residuos.

3. Enciende una vela aromática de canela, miel, flores blancas o algún olor que te hace sentir bien con la intención de armonizar las energías del hogar.

Los días de la semana recomendados para la limpieza energética son los martes y los sábados.

Es muy importante tener la casa limpia y ordenada físicamente. Cuando los hogares están desordenados y sucios son receptivos a que penetren y se instalen energías negativas y dañinas.

 Notarás los cambios de energías enseguida.

¿CÓMO MANTENER LA CASA LIMPIA ENERGÉTICAMENTE?

  1. Enciende incienso (mirra, ruda, palo santo, romero, salvia, nagchampa…)
  2. Enciende una vez al mes en luna menguante una vela de limpieza de energías negativas
  3. Pon un vaso con agua, sal y vinagre para que limpie las energías de la casa y lo cambias todos los martes, detrás de la puerta de la entrada y limpiamos todas las malas energías que traemos de la calle.
  4. La rosa de Jericó es una planta que mantiene las energías muy altas en la casa. En otra ocasión os hablaremos sólo de la rosa de Jericó que es una planta impresionante y con muchas propiedades.
  5. Corta limones por la mitad, ponle sal o clavos de olor y colócalos en las esquinas de la casa
  6. Pon en las esquinas sal gorda y unas gotitas de vinagre

Otros elementos:

  • Música suave, mantra OM
  •  Lámparas de sal
  •  Dispensadores de aromaterapia
  •  Flores blancas
X