1. Introducción

Una sanación angélica es una conversación contínua con los ángeles durante una sesión de terapia, utilizando las técnicas y las herramientas angélicas. En ella son los ángeles los que nos guían, nos apoyan y nos aconsejan.

Según los síntomas o temas a tratar en cada sesión se invocan a los ángeles y arcángeles que corresponden a cada caso. 

Los ángeles nos enseñan que para sanar algo primero tenemos que limpiar toda la herida, eliminar el dolor del corazón y luego llenarlo de amor y de compasión.

Todas las situaciones que vivimos conllevan un aprendizaje, y una vez vivida esta situación, tenemos que dejarla ir. 

Para ello cortamos los lazos que nos unen a esta situación,  a esta persona, o a este trabajo que hemos terminado, damos por aprendida la lección y la dejamos ir, porque si no se convierte en una carga que cada vez nos pesa más.

2. Qué es la sanación angélica

En otras palabras, la sanación angélica es un proceso a través del cual el terapeuta canaliza las frecuencias de luz acorde a la necesidad del paciente para sanar ese problema desde la raíz.

Es un trabajo realizado directamente entre los Rayos de la Energía Divina y el Alma de la persona. Este proceso permite reactivar el flujo energético de alta vibración para equilibrar el nivel de energía del cliente aportándole seguridad y la elevación de la frecuencia de su vibración.

En la sanación angélica, al invocar, llegan estos seres maravillosos, llenos de bondad y de alegría que nos acompañan durante toda esta sesión, pero también nos acompañan durante toda la vida.

Nos enseñan que nunca estamos solos y que todos tenemos la capacidad de conectar y comunicarnos con ellos y experimentar con sus energías.

La terapia con ángeles es un diálogo simple y eficaz, y que muchas veces se nos mueven las manos o simplemente hacemos cosas que no hemos pensado antes. Es porque son los angelitos los que nos guían.

3. Qué son los ángeles

Los angelitos son mensajeros divinos que nos enseñan que la conexión con ellos es una aventura llena de sorpresa y de milagros. 

Cuando integramos los ángeles en la vida diaria conociendo y aprendiendo las herramientas que ellos nos ofrecen, la vida se convierte realmente en una sucesión de milagros y oportunidades que los ángeles llaman magia.

Todos los seres humanos tenemos ángeles y arcángeles que nos acompañan sin importar la religión y el estilo de vida, sin importar si somos buenos o malos, si somos creyentes o no y si hacemos lo correcto o lo incorrecto. Ellos simplemente nos acompañan sin juzgar nunca nuestro comportamiento.

Los ángeles nos dan su apoyo incondicional para todo lo que necesitamos. 

En una terapia la parte más importante es la conexión con estos seres maravillosos. 

Tenemos que sintonizar nuestras frecuencias con la frecuencia angélicas para que los mensajes, la guía y las instrucciones nos lleguen limpios y sin interferencias. Además hay que saber escuchar estas instrucciones y esta guía que ellos nos dan.

4. Pregunta y espera a la respuesta

Yo siempre he dicho que los seres humanos tenemos el don de hacer muchas preguntas, pero no tenemos la paciencia de escuchar la respuesta. Entonces siempre decimos: “A mí no me hablan”.

Siempre nos hablan pero tenemos que aprender a escuchar las respuestas y ver las señales. Esto es un trabajo contínuo y, como en todo trabajo, esto se consigue a través de la práctica y la paciencia. Hay que aprender cómo te hablan. 

Puedes invocar a los ángeles en cualquier momento para solicitar su ayuda, y una vez sintonizado con la energía angélica, tienes que abrirte a recibir las respuestas.

Estas respuestas, como ya hemos dicho, nos pueden llegar de diferentes maneras a través de:

  • sueños
  • la intuición 
  • símbolos 
  • señales 
  • coincidencias
  • la meditación
  • canciones 
  • palabras 

Hay mil formas en las que los ángeles nos contestan y aquí es donde se necesita la práctica para que puedas reconocer tu forma habitual de interacción personal con estos seres de luz. 

De hecho, la forma más fácil es solicitar directamente que la respuesta te llegue de una manera determinada. Una manera con la cual tú te sientes más seguro para poder entenderla de manera clara.

Cuando hablamos con los ángeles, o sea, cuando conectamos con estas frecuencias, no sólo recibimos estos mensajes, sino que la simple conexión es una sanación en sí.

5. Aplicaciones

Igual que los humanos, los ángeles tienen sus  especialidades. Hay tantas especialidades angélicas como en la Tierra o incluso más. 

Por eso, si invocamos la energía de los ángeles para que se ocupen de algo, automáticamente se sanan también los bloqueos que nos impiden ver este evento como un éxito. Por ejemplo, la organización del trabajo o del hogar, o si no sabes qué comida preparar hoy, o para un evento especial sea bueno para todo el mundo.

En caso de relaciones, simplemente invocamos a Cupido y sus angelitos del amor. Para problemas económicos, a los ángeles de la abundancia. Digamos que cada profesión que hay en la Tierra tiene sus angelitos.

Entonces, cuanto más específicos somos, más sanación recibimos.

Aparte de los consejos y la guía que nos ofrecen, aquí hay ángeles dispuestos a ayudarnos en absolutamente todo lo que necesitamos y están encantados y felices de ayudarnos.

6. Durante la terapia

En la terapia, los mensajes que recibimos de los ángeles siempre tienen una energía inspiradora, positiva, amorosa. Te enseñan cómo puedes mejorar este problema con el cual llega el cliente y nunca van a juzgar. 

Muchas veces a las sesiones de terapia angélica las califico de “aventura angélica”, porque nunca sabes lo que te puedes encontrar y los consejos que te pueden dar los ángeles en ese momento.

Por eso en una terapia de sanación angélica nunca te cansas, nunca sales triste de ahí, sino todo lo contrario porque siempre se trabaja desde esta energía del amor, de la compasión y de la armonía.

Si tú quieres recibir esta energía, simplemente te conectas y pides que se repitan estos mensajes hasta que sientas esta energía, hasta que conectes con ella. Lo primero que vas a sentir es paz interior. 

La comunicación con los ángeles es siempre agradable y placentera, no te cansa y nunca te juzga.

7. Práctica

Aquí te dejo una práctica muy sencilla que si la repites cada día, tú mismo verás cómo tu vida cambiará en muchos aspectos. La puedes hacer por la mañana antes de levantarte de la cama.

  • Relajamos nuestro cuerpo haciendo un par de respiraciones profundas y nos ponemos cómodos.
  • Invocamos al Ángel de la Fuerza Espiritual.
  • Respiras de manera, lenta suave y profunda.
  • En cada inhalación visualizamos como el aire entra en forma de fuerza espiritual.
  • Al exhalar visualizamos como el aire sale en forma de debilidad.
  • Respiras por todos los poros de tu piel toda esta fuerza espiritual.
  • Exhalas por todos los poros de tu piel la debilidad.
  • Haces unas cuantas respiraciones.
  • Das las gracias  al Ángel de la Fuerza Espiritual por la guía y la compañía divina.
  • Así con una gran sonrisa y gran fuerza empiezas tu día.

El Ángel de la Fuerza espiritual nos ayuda a adquirir esta voluntad mental, esta determinación emocional y esta fuerza física y creo que es lo mejor para empezar el día.

Haz este ejercicio y ya me cuentas cómo te va.

Un abrazo,

Mariana Cracana

Si te interesa el tema y quieres aprender más, tenemos a tu disposición en nuestra web las siguientes formaciones:

https://marianacracanaacademy.es/pagina-de-ventas-curso-sanacion-con-los-angeles-y-los-rayos-divinos-nivel-1/

https://marianacracanaacademy.es/pagina-de-venta-curso-de-sanacion-con-los-arcangeles-y-los-rayos-divinos-nivel-2/

Si por otro lado sientes curiosidad por la Sanación Angélica o sientes que puede ayudarte, en el siguiente enlace tienes más información sobre ésta y otras terapias que ofrecemos:

https://marianacracanaacademy.es/terapias/

X