1. Introducción

Hasta ahora, lo que nos han enseñado en el colegio no llega más que a la anatomía física donde nos han hecho estudiar el esqueleto, los músculos, los diferentes sistemas (digestivo, nervioso… ), etc.

De un tiempo a esta parte se está hablando de inteligencia emocional, para ayudarnos a expresar nuestras emociones y entender que hay algo que viene de “dentro” de nosotros que nos hace sentir mal. Pero a nivel académico se está muy lejos de explicar lo que somos en realidad, o al menos de que están compuestos nuestros vehículos inferiores para entender el “porqué” de las cosas.

2. Los Cuerpos Inferiores

2.1 Emociones y pensamientos

Sabemos que cuando comemos, nuestros alimentos entran en el estómago y ahí se digieren, etc. Por tanto podemos hablar de que tenemos un “recipiente” o vehículo físico.

Por otro lado, cosas con las que estamos bastante familiarizados son las emociones o los pensamientos, ¿no? Y todo eso ¿dónde se almacenan? ¿Alguna idea?.

Pues nos cuentan los textos de sabiduría antigua de muchos lugares del planeta que existen en nosotros también otros cuerpos que se encargan de esto.

Cuando hablamos de emociones, nos  cuentan que se almacenan en un vehículo más sutil, en el sentido que no lo podemos percibir a simple vista, que se llama Cuerpo Emocional.

Y seguro que habéis adivinado que el lugar donde se almacenan los pensamientos se llama Cuerpo Mental.

Por tanto tenemos nuestro cuerpo físico, nuestro cuerpo emocional y nuestro cuerpo mental. 

2.2 El Cuerpo Etérico

Pero por ahí enmedio subyace otro cuerpo que también utilizamos a diario y, de hecho, interaccionamos con él con el resto de la gente y el medio en que nos movemos, y éste es el Cuerpo Etérico, o también llamado doble etérico o molde etérico, entre otras nomenclaturas. 

Se le llama así por su forma, ya que su parte interna (o aura interna) sobresale unos centímetros de nuestro cuerpo físico y es tal cual un molde de éste, en el que podemos encontrar la contrapartida energética de cada uno de los elementos del cuerpo físico: órganos, músculos, huesos e incluso las células.

Y también está compuesto por más elementos que en conjunto conforman el Aura externa, que hacen que su aspecto sea el de un huevo, a los ojos (o las manos) de la gente un poco más entrenada en el tema.

Hay libros enteros hablando de este cuerpo, pero por ahora sólo os quiero hablar de su existencia para que seáis un poco más conscientes de cómo estamos formados.

Ah! Y también contaros que cualquier cosa que ocurre en el cuerpo etérico, ocurre en el físico y viceversa. Así que si sanamos uno, se sana el otro, aunque la velocidad en la que se apliquen estos cambios dependerá de lo refinado que tengamos el cuerpo etérico. 

2.3 Resumen básico de nuestros Cuerpos Inferiores

Si miramos entonces desde dentro hacia afuera tenemos:

  • El cuerpo físico, que lo percibimos fácilmente al mirarnos al espejo o al mirarnos cualquier parte del cuerpo directamente.
  • El cuerpo etérico, que es aquel con el que nos relacionamos con el entorno (sin contacto) y que puede llegar a medir varios metros de distancia en todas las direcciones. Si alguna vez has oído hablar de chakras, canales, etc, es aquí donde se ubican.
  • El cuerpo emocional, espacio en el cual se almacenan las emociones y sigue completando la anatomía energética.
  • El cuerpo mental, espacio donde se generan (voluntaria o involuntariamente) los pensamientos.

Cada cuerpo interpenetra a sus inferiores, de manera que el físico, el etérico, el emocional y el mental comienzan en el mismo punto pero cada uno tiene un rango de expansión diferente.

3. Los Cuerpos Superiores

Ya un poco más alejados y más difíciles de asimilar, así de primeras, se encuentran otros cuerpos: 

  • El cuerpo mental superior
  • El cuerpo causal, o Alma
  • El Espíritu (se desarrolla con el crecimiento de los cuerpos superiores del ser humano)

Estos nos sirven de enlace con nuestro Yo Superior (YS), que es la parte de nosotros que se mantiene fuera de los planos de encarnación, en los niveles superiores de existencia por los que nos movemos por la Tierra y en el Sistema Solar.

El YS coordina y almacena la información de todas nuestras vidas en las que nuestra esencia está encarnada. Este almacén es lo que conocemos como los Registros Akáshicos personales y son de vital importancia en nuestras sanaciones.

A continuación se encuentra la Esencia, mónada o Ser de cada uno, que se encuentra también fuera del cuerpo, en su propia dimensión. Sin embargo, puede ser atraída hacia el plano físico y podemos conectar con ella.

La vibración de la Esencia es muy alta y tiene poder y voluntad propia. 

Es lo que realmente somos.

4. La Sanación Energética

4.1 Principios

Las terapias energéticas se basan en dos principios:

  • La energía sigue al pensamiento, por ello es importante trabajar la atención y el enfoque mental  y cuidar desde qué estado mental y emocional se parte al hacer una sanación. Esto permite también hacer las terapias a distancia de la misma forma que si tuviéramos a la persona delante.
  • El principio de autorrecuperación: el sanador sólo retira los bloqueos que están impidiendo que todo fluya libremente puesto que el cuerpo humano tiene la capacidad de restablecer cualquier situación, hasta cierto punto, claro está. Por tanto es uno mismo quien se sana.

Me gustaría añadir un tercer principio que lo podríamos englobar dentro del código deontológico del terapeuta:

  • El principio de no interferencia, o sea, no intervenir donde no nos han dado permiso para hacerlo. 

Hay una línea muy fina entre la sanación y la manipulación energética, o si utilizamos términos un poco más arcaicos, entre magia blanca y magia negra. Si no respetamos el libre albedrío no se respetará el nuestro propio. Ley del Karma o de Acción – Reacción.

Existen casos especiales cuando hablamos de personas a nuestro cargo, menores de edad y alguna situación más, donde ese permiso está preconcedido, aunque es bueno preguntar al YS de cada persona si en ese momento tenemos permiso para “leer” su información y para sanar los bloqueos. Ante casos de personas inconscientes, esto último nos puede ayudar a saber si podemos intervenir. 

4.2 Cómo funcionan

En la Sanación Energética se estudia que el proceso creativo de cualquier cosa viene de los planos superiores y, paso a paso, va descendiendo hasta cristalizarse o materializarse en el plano físico. 

Así pues la contraparte física o síntoma es la última manifestación de lo que sucede en los planos más sutiles. Es por ello que se trabaja a varios niveles para dar con el origen de los llamados “problemas” bien físicos, emocionales o mentales. 

Cada tipo de terapia trabaja con estructuras energéticas diferentes o con energías de diferente frecuencia.

Al igual que no a todo el mundo le gusta la misma música, o que en cada momento nos apetece escuchar una música diferente, lo mismo sucede con las terapias ya que cada una trabaja con frecuencias energéticas diferentes.

Una parte importante del tratamiento será averiguar qué tipo de energía le irá bien a esa persona en ese momento.

Ahora bien, las enfermedades o “problemas” son un cúmulo de información que desestabiliza el orden natural de nuestros cuerpos (bloqueos), de manera que la energía vital no fluye libremente. Entonces, primero habrá que eliminar esta información o transmutarla allá donde se encuentre, y luego, incorporar información nueva para que regrese el orden y funcionamiento natural de todos los sistemas (homeostasis).

Podemos hablar pues de que en las sanaciones seguiremos estos pasos:

  • Protegerse energéticamente
  • Pedir conexión y permiso para sanar
  • Exploración y selección de la técnica o combinación de técnicas a usar (muchas veces es la propia intuición la que te lleva de una a otra)
  • Limpieza
  • Energización 
  • Estabilización de la energía
  • Agradecimiento
  • Cierre y desconexión cortando vínculos para que no venga de vuelta la energía ni se nos vaya la nuestra.

En próximos artículos os iremos contando cuáles son los diferentes enfoques de las técnicas que utilizamos en nuestras terapias.

Un saludo.

Si tenéis curiosidad por saber más ahora mismo, visitad nuestra web para leer sobre las terapias que ofrecemos

X